• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Hoy toca dar las gracias

28.12.2017

Estamos llegando al final de año y es el momento de reflexionar. Todos los diciembres hago un ejercicio de poner en valor todo lo que he conseguido en el año que se va. Y digo poner en valor porque, en el día a día, apenas nos damos cuenta de que todas nuestras acciones requieren un esfuerzo, mayor o menor. A menudo tendemos a restarle importancia a este esfuerzo y nos exigimos más energía, más voluntad, pensando que siempre podemos dar más y más. Por eso es tan importante hacer balance y anotar todo lo que ha acontecido a lo largo del año gracias a nuestro empeño. Claro que habrá cosas que nos propusimos alcanzar en 2017 y pasarán a los planes de 2018. Quizás no las conseguimos porque no le dimos la prioridad necesaria; o quizás, dejaron de tener importancia para nosotros en un momento determinado.

Hasta aquí, me he referido al esfuerzo personal de cada uno de nosotros por conseguir sus propósitos anuales. Pero, en este ejercicio de reflexión, quiero mencionar todo lo que he conseguido, gracias a las personas que forman parte de mi vida profesional, personal y familiar. Sin estas personas que me apoyan,  me ayudan y me enseñan, ninguna de mis proyectos habría concluido con éxito.

Gracias a todo el Equipo Vitalia Zaragoza que se esfuerza cada día en trabajar con tanto cariño y calidad en pro de nuestra misión, que no es otra que transformar el concepto de envejecimiento a un modelo de vida activo, vital, saludable y positivo.  Sin vosotros, el proyecto Vitalia Zaragoza no sería viable. Os merecéis con creces mi reconocimiento de todo lo que ha logrado Vitalia Zaragoza en este año, gracias a vuestro buen hacer y vuestra profesionalidad. Gracias, de corazón.

Gracias a mi familia por estar ahí, sacando lo mejor de mí misma. Gracias por hacerme crecer personalmente y por alegrarme los días; por apoyarme y serenarme en mis momentos de zozobra. Gracias por quererme como soy, por mimarme y por tantas satisfacciones. Os quiero.

Y gracias, muchísimas gracias a los verdaderos protagonistas de este año 2017. Gracias a nuestros usuarios y a sus familias. No os podéis imaginar lo que nos enseñáis cada día.  Nos emocionáis con vuestras miradas, con vuestros gestos, con vuestro agradecimiento, con vuestra entrega, con vuestra serenidad, con vuestro cariño, con vuestra actitud, con vuestra paciencia, con vuestra lucha constante. Sois un verdadero ejemplo para todos nosotros. Gracias, de todo corazón.  No dudéis que entre los propósitos para el 2018 será primordial seguir trabajando para que vosotros, nuestros usuarios y sus familiares, tengáis la máxima calidad de vida con el máximo cariño que seamos capaces de daros. Estáis en un momento de vuestras vidas en el que las emociones son vuestro gran pilar. Y porque sabemos que las emociones importan, nosotros vamos a inundaros de sentimientos positivos. Os queremos felices y contentos.

¡Feliz Año Nuevo!

 

 

 

Blanca Fernández-Galiano

Gerente del Centro de día Vitalia