• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Actividades de la vida diaria y ayudas técnicas

26.02.2018

Las Actividades de la vida diaria (AVD) son todas aquellas tareas y rutinas que la persona realiza de manera más o menos habitual, dependiendo en gran parte de la edad y en muchas circunstancias de la ciudad en la que viven. 

Tipos de Actividades de la Vida Diaria:

  • Básicas: son aquellas que toda persona necesita para vivir, orientadas al autocuidado, tales como: cuidado personal, alimentación, baño, vestido, control de esfínteres, uso del wc, movilidad y transferencias.

En nuestros centros Vitalia, valoramos el desempeño en este grupo de actividades a través del índice de Barthel, el cual mide el grado de independencia funcional de nuestros usuarios. El desarrollo de estas actividades se suele ver alterado por déficits físicos y sensoriales.

  • Actividades instrumentales: son más complejas que las anteriores, cuyo desempeño es necesario para el ser humano pero no esenciales para su vida. Requieren un nivel de organización neuropsicológica más elevado que en las básicas. Se asocian a tareas que implican la capacidad de tomar decisiones y resolución de problemas de la vida cotidiana, como por ejemplo: utilizar el teléfono, manejo del dinero, hacer la compra, tareas del hogar, tomar medicación, utilización de transporte público o coche.

El nivel de participación en este grupo de actividades se mide a través de la escala de Lawton y Brody y se ve alterado principalmente por déficits cognitivos, físicos y sensoriales. Nos ayudan a detectar los primeros grados de deterioro de una persona.

Cuando se encuentra alterado el desempeño en alguna de estas actividades, con la consiguiente pérdida de autonomía, dicha situación puede mejorar mediante el uso de una determinada ayuda técnica.  Los sujetos con discapacidad y algunas personas con problemas neurológicos van a presentar secuelas irreversibles que les van a dificultar realizar ciertas actividades de su vida cotidiana de manera autónoma. El terapeuta ocupacional suele intervenir realizando o prescribiendo férulas ya existentes en el mercado para el aseo personal, la comida, la escritura, o la comunicación. Así pues, las ayudas técnicas o productos de apoyo son objetos o aparatos adaptados que contribuyen a la realización de ciertas tareas, de forma que favorecen la independencia para que el paciente o persona de edad avanzada lleguen a tener una mejor calidad de vida; facilitan el cuidado a la familia y en algunos casos retrasan el internamiento en alguna institución.

Con el uso de la ayuda técnica adecuada, el sujeto consigue:

  1. Mayor seguridad.
  2. Más autonomía personal.
  3. Mayor bienestar.
  4. La participación activa del sujeto en su entorno
  5. Mantener su identidad como ser humano el mayor tiempo posible.

A continuación exponemos diferentes productos que mejoran el desempeño en las AVDS correspondientes:

  • Alimentación:
    • Cubiertos adaptados: cubiertos curvos, mangos engrosados,
    • Mantel antideslizante.
    • Bordes para plato. En caso de dificultad para utilizar ambas manos para comer por problemas de movilidad o déficits en coordinación bimanual.
  • Vestido:
    • Cierres de velcro.
    • Anillas para subir y bajar cremalleras
    • Gancho abrocha botones.
    • Calzador de mango largo.
    • Sube medias
    • Pinzas de largo alcance.
  • Higiene:
    • Esponja de mango largo.
    • Manopla.
    • Dosificador de jabón.
    • Asiento de ducha abatible/silla de ruedas de ducha.
    • Barras de apoyo fijas.
    • Elevador o alza para w.c.

En España, el Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT) posee un personal especializado y ha editado libros y folletos que puede ayudar al asesoramiento personalizado de los sujetos con discapacidad, tanto en el área personal como en el ámbito arquitectónico. (http://www.ceapat.es/).

Si tiene cualquier duda o necesita conocer más información respecto a este tema, no dude en consultarnos.

 

Carmela Carballo

Terapeuta Ocupacional en Vitalia Zaragoza