• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Alzheimer

Tratamientos Alzheimer

Ejercicios para las personas que padecen Alzheimer

Tratamientos del Alzheimer

Aunque aún hoy en día no existe una cura definitiva para el Alzheimer, los grandes avances y el conocimiento más exhaustivo de la enfermedad nos permite proporcionar un tratamiento cada vez más eficaz y con el menor número de efectos indeseados.

En Vitalia defendemos la importancia de combinar los tratamientos farmacológicos con las terapias no farmacológicos, con lo que se consigue, por un lado, disminuir la sintomatología, y por otro, preservar o enlentecer el deterioro de las capacidades cognitivas, con el objetivo de que la calidad de vida de nuestros mayores se mantenga intacta durante el mayor tiempo posible

Tratamiento farmacológico del Alzheimer

El tratamiento farmacológico está destinado a mejorar los síntomas cognitivos, psicológicos y de la conducta. Actualmente se sabe que la base de la enfermedad reside en la pérdida de sinapsis neuronales y la muerte de las mismas en determinadas áreas anatómicas cerebrales bien definidas. Gracias a este conocimiento se ha podido establecer un tratamiento eficaz, si bien no curativo, destinado a potenciar y modificar aquellos procesos de neurotransmisión que aún se mantienen íntegros.

Su objetivo principal es, por lo tanto, rehabilitar las funciones alteradas, minimizando déficits y potenciando al máximo las capacidades residuales del mayor, así como su autoestima.

A grandes rasgos, los principales grupos de fármacos utilizados en el tratamiento de la EA son:

  • Agentes Colinérgicos (Inhibidores de la colinesterasa): Estimulan la transmisión colinérgica central potenciando los procesos de memoria y aprendizaje.
  • Moduladores del Glutamato (Memantina): Se utiliza en las fases moderada y severa. Actúa sobre el segundo neurotransmisor más importante implicado en esta enfermedad, promoviendo el mantenimiento de los mecanismos de aprendizaje y memoria.
  • Fármacos destinados al tratamiento de los trastornos no cognitivos asociados a EA: Destinados a tratar los síntomas psicológicos y conductuales que aparecen en demencia.

 

Tratamiento No farmacológico cognitivo y conductual del Alzheimer

El principal objetivo es actuar junto con el tratamiento farmacológico para enlentecer la progresión de la enfermedad. Consiste en, a través de una serie de actividades específicas, trabajar las funciones cognitivas que el mayor todavía conserva, con el fin de mantenerlas el mayor tiempo posible y enlentecer su degeneración.

La base de la eficacia de estas terapias radica en el concepto de plasticidad neurológica, es decir, la capacidad que tienen las células que conforman el sistema nervioso para reconstituirse de forma anatómica y funcional, después de ciertas patologías, enfermedades o incluso traumatismos (OMS). De este modo, cuanto mayor sea la estimulación cognitiva llevada a cabo por el paciente, mayor grado de estimulación de la plasticidad neuronal y, por tanto, más probabilidad de mantener sus capacidades cognitivas estables.

Las principales técnicas incluidas en el Tratamiento No Farmacológico de la Enfermedad de Alzheimer son:

  • Estimulación cognitiva (Memoria, lenguaje, atención, funciones ejecutivas, cálculo, gnosias, praxias)
  • Estimulación sensorio-motora
  • Modificación de la conducta
  • Rehabilitación logopedica
  • Entrenamiento en AVDs
  • Psicomotricidad
  • Laborterapia
  • Arteterapia
  • Musicoterapia
  • Actividades Asistidas con Animales
  • Taller de Relajación
  • Ludoterapia
  • Actividades Culturales
  • Entrenamiento psicoeducativo para familiares y cuidadores

Todas estas técnicas de tratamiento las podéis encontrar en el Catálogo de Servicios de Vitalia

La implicación de los familiares es fundamental como herramienta coadyuvante en el tratamiento especializado de estos pacientes, que se encargarán de potenciar la autonomía del mayor a la hora de realizar las AVDs y las tareas cotidianas.

Además, es muy importante que se adapte el entorno a su situación, pues de este modo también se fomenta su autoestima y autocontrol. Por último, se recomienda encarecidamente que se mantenga una rutina diaria en medida de lo posible, evitar cambios de domicilio y situaciones que pongan en peligro la estabilidad de la persona afectada.

En Vitalia evitamos y retrasamos la sintomatología del Alzheimer trabajando con ellos desde el Método Hoffmann: método de tratamiento rehabilitador y preventivo con beneficios físicos, cognitivos, psicológicos y  sociales, especializado en personas mayores. Gracias a nuestro Programa Específico para el Alzheimer logramos preservar su autonomía lo máximo posible y modificar el curso de la enfermedad con el fin de mantener a nuestros mayores estables durante más tiempo.