• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Alzheimer

Prevención Alzheimer

Cómo prevenir el Alzheimer

Cómo prevenir el Alzheimer

Los factores de riesgo más influyentes en el riesgo de desarrollar Alzheimer son la edad y los antecedentes familiares, sin embargo, diversos estudios realizados los últimos años mantienen que, la mitad de los casos de EA están asociados a algunos de los factores de riesgo potencialmente modificables que hemos mencionado.

De hecho, la Hipertensión Arterial, íntimamente ligada a la Diabetes, a la Obesidad y al tabaco, así como el sedentarismo y la baja estimulación cognitiva, son los principales factores de riesgo modificables relacionados con el desarrollo de Alzheimer  y, por lo tanto, son los principales puntos diana en el desarrollo de Medidas para Prevenir el Alzheimer:

  • Control de los Factores de Riesgo Vascular: Mantener dentro de los límites normales la glucemia, las cifras de colesterol y la tensión arterial. Dos medidas tan sencillas como el abandono del hábito tabáquico y realizar ejercicio físico de manera habitual, supondrían un importante impacto en la prevención del Alzheimer. Nuestro Programa para la Hipertensión tiene el objetivo informar, formar y valorar su situación, con el fin de mantener las cifras tensionales dentro de los límites normales, lo cual supone una importante medida preventiva para el desarrollo de multitud de patologías.
  • Nutrición: Evitar alimentos ricos en grasas saturadas y ácidos grasos omega-6. Las principales fuentes de ácidos grasos saturados son la mantequilla, las carnes rojas, los embutidos, etc, y están directamente relacionadas con el aumento de colesterol. Los omega-6 son beneficiosos en cantidades adecuadas, pero muy perjudiciales en exceso. La adquisición de unos hábitos de vida saludables constituyen un gran avance en la prevención de esta enfermedad. Es fundamental establecer un programa dietético adaptado a sus necesidades, mantener un peso saludable acorde a sus características físicas y metabólicas y la adquisición de unos hábitos alimenticios correctos. Puesto que la adquisición de estos hábitos radica en la propia voluntad de cada individuo, nuestro Programa para el Sobrepeso se encarga de formar a los mayores que así lo requieran para que puedan hacer una correcta elección de los alimentos que incluyen en su dieta habitual.
  • Estimulación Cognitiva y vida intelectual activa: Es fundamental realizar actividades que estimulen la memoria, el aprendizaje, el lenguaje, la atención, operaciones aritméticas, llevar a cabo las AVDs, leer, relacionarse con otras personas, juegos intelectuales, el manejo de otros idiomas, etc. Mediante los Programas de Prevención y el Taller de Memoria, los mayores realizarán actividades de estimulación cognitiva y adquirirán hábitos de vida saludables que les ayudarán a mantener su autonomía e independencia, mejorando su calidad de vida y la de sus familiares.

Si bien es cierto que no existe ninguna medida preventiva que evite que la enfermedad aparezca, lo que sí es posible es modificar su curso. Gracias a estas medidas se logrará el mantenimiento de las capacidades cognitivas durante más tiempo, que la pérdida de la memoria sea más lenta, que el mayor se mantenga en un mejor estado general (tanto físico como cognitivo), etc, con la consiguiente mejora en su calidad de vida y en el estado de bienestar del propio mayor y de sus familiares.

Además, la eficacia de las medidas preventivas está directamente relacionada con la precocidad a la que se establezcan, por lo que el Diagnóstico Precoz es FUNDAMENTAL cuando el objetivo es modificar el curso de la EA, principalmente en las etapas iniciales.