• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Actividades Centro de Día Zaragoza

Noticias y actividades

¿En qué te puede ayudar la terapia ocupacional?
2016-09-12

La actividad como medio terapéutico

La base de la terapia ocupacional (TO) es la actividad intencionada, esto es, con un significado o dirigida a un propósito dado. Todas las actividades tienen un potencial curativo sobre la mente y el cuerpo. La selección de las actividades debe ser una decisión conjunta entre el paciente y el terapeuta, teniendo en cuenta los fines terapéuticos. Los terapeutas ocupacionales adoptaron la actividad como herramienta de la práctica profesional porque ofrecía significado a la vida de los pacientes.

Características de la actividad

El análisis de la actividad es el proceso de separar cualquier tarea en sus partes constituyentes. Un análisis efectivo de la actividad posibilita que el terapeuta identifique las partes de la actividad que los usuarios pueden completar por sí mismos, con el fin de que puedan sentirse como participantes valiosos integrados en una gran tarea. Todas las actividades utilizadas en TO se eligen por razones específicas en cada caso. El terapeuta debe tener presente una serie de características comunes a todas ellas:

  • Cada actividad debe tener un propósito. Debe dirigirse a un objetivo específico.
  • Debe ser relevante o significativa para el individuo.
  • Ha de incrementar o mantener el nivel funcional del usuario, además de prevenir posibles o futuras disfunciones.
  • La actividad requiere la cooperación, participación y consentimiento del usuario.
  • La actividad debe reflejar las funciones y tareas que el individuo mantiene en su vida cotidiana. Ha de estar también en consonancia a su edad.

En TO, la actividad requiere ser evaluada y reestructurada para colocarla en el nivel de capacidad del usuario. La influencia del espacio vital y una comprensión holística del paciente determinarán la elección final de la actividad.

Intervención de la Terapia ocupacional

  • Mejora en las AVD básicas e instrumentales
  • Mejora de función cognitiva.
    • Grupos de estimulación cognitiva
    • Talleres de memoria
    • Entrenamiento de uso de medidas compensatorias: Alarmas, agendas…
    • Entrenamiento en el uso de nuevas tecnologías
  • Mejora  de la función física
    • Valoración y adaptación del domicilio
    • Entrenamiento en el uso de productos de apoyo
    • Rehabilitación funcional
    • Wii terapia
    • Laborterapia
  • Mejora del estado de ánimo y de las relaciones sociales:
    • Psicomotricidad
    • Musicoterapia
    • Ludoterapia
    • Terapia asistida con animales
    • Arteterapia
    • Taller de cocina
    • Relajación
    • Dinámicas grupales

Terapia ocupacional y demencia

Existen varios enfoques sobre los que se sustenta la práctica profesional de la TO en geriatría, los cuales son:

  • Enfoque preventivo. Mantenimiento del estado de salud y prevención de la pérdida funcional.
  • Enfoque adaptador. Uso de estrategias compensatorias para ayudar a los mayores a vivir con una discapacidad.
  • Enfoque rehabilitador. Uso de técnicas de rehabilitación para ayudar a los mayores a recuperar su máxima función.

El enfoque terapéutico de la demencia tiene una doble vertiente: el tratamiento farmacológico, de carácter sintomático y un tratamiento no farmacológico, encaminado a frenar el deterioro y a intentar superar las dificultades diarias en la atención a estos pacientes.

La contribución del terapeuta ocupacional se centra en la utilización y potenciación de aquellas habilidades que aún permanecen intactas. Las observaciones se llevan a cabo para verificar los puntos fuertes y desvelar las áreas de dificultad que presenta la persona. Las actividades se analizan con el fin de ajustarlas a las capacidades de la persona dentro de su rutina, de sus intereses y de sus interacciones sociales. En caso de necesidad se realizan también las adaptaciones adecuadas del entorno para posibilitar al individuo la realización y/o control de sus actividades cotidianas. Con el mismo fin, se adaptará la forma de realizar dichas actividades.

A continuación, se expone una técnica desarrollada desde el ámbito de la TO utilizada de manera asidua para la atención de personas con demencia. Se trata de un modelo basado en la comunicación. En este sentido, es de vital importancia comunicarse a un nivel que el paciente pueda comprender.

En el trabajo con personas con deterioro cognitivo es importante comprender la diferencia entre la capacidad para responder a estímulos visuales o auditivos en el presente y la incapacidad de tomar decisiones. A esto hemos de añadir que la persona con problemas de memoria  está frecuentemente confusa con los recuerdos del pasado, que se introducen o acoplan en el presente y que, a menudo, puede hacerle pensar, dada su pérdida de capacidad para hacer asociaciones necesarias, que esas imágenes son reales en su situación presente. Para estos individuos el pasado se ha convertido en la verdadera realidad y, puesto que el área conceptual está deteriorada, pierden la capacidad para comprender el significado de “futuro”. Los momentos presentes y futuros se vuelven confusos. Todo esto conlleva una gran dificultad, especialmente para la familia y cuidadores, a la hora de comunicarse con la persona.

A continuación, se proponen una serie de maneras constructivas de comunicación con el fin de evitar el desarrollo de conductas no deseadas y reacciones catastróficas (Perspectiva de Hladick).

  • Evitar situaciones en las que se requiera el razonamiento. Razonar coloca al individuo en un papel adverso en el que está forzado a defender su posición (al tiempo que cuenta con pocos recursos para ello), lo cual le hará sentirse mal y colocarse a la defensiva. La respuesta puede ser con frecuencia un no.
  • Escuchar al individuo puede ayudarle a responder de manera positiva. Todo individuo tiene la necesidad de comunicarse.
  • Mantener una relación de sinceridad. Evitar dar información errónea o hacer falsas promesas.
  • Ofrecer elección siempre que sea posible. Ayuda a mantener el sentido de autonomía/control de la situación. No se ofrecerán más de dos opciones.
  • Comunicar con efectividad. Minimizar la desorientación del paciente. La información relevante es aquella necesaria para facilitar el cuidado del momento presente. La intervención debe incluir sugerencias respecto a posibles necesidades (“hoy hace frío, necesitarás ponerte un jersey”).

 

Carmela Carballo Soteras

Terapeuta ocupacional de Vitalia

 

Solicite información

He leído y consiento la política de privacidad.
Síguenos: facebook twitter