• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Una dieta saludable según el Método Hoffmann

03.08.2016

  1. Para mejorar la calidad de vida es recomendable llevar una dieta saludable y realizar actividad física.
  2. Una dieta saludable debe dividirse en al menos 4 o 5 comidas a lo largo del día. Serían desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.
  3. A lo largo de la semana se deben incluir todos los grupos de alimentos en las proporciones adecuadas.
  4. El desayuno es fundamental para el rendimiento físico e intelectual durante la mañana. Debe estar compuesto por varios alimentos: lácteos, fruta, cereales… aportando el 25% de las calorías diarias.
  5. La comida debe aportar el 30 o 35 % de las calorías diarias. Los alimentos deben ser variados y de alta calidad nutricional. Siempre que sea posible optar por elaboraciones caseras en base a métodos de cocción saludables.
  6. La cena debe incluir los alimentos que han quedado pendientes durante el día, intentando que sean ligeros y de fácil digestión. El aporte calórico será del 20 o 25% de las necesidades diarias. Evitar las cenas copiosas para lograr un sueño reparador.
  7. El almuerzo y la merienda son importantes para evitar pasar demasiado tiempo sin comer, evitando llegar a la comida o la cena con ansiedad. Aportarán el 10% de las calorías diarias a través de alimentos ligeros como fruta o yogures desnatados.
  8. Si pierde el apetito no debe obligarse a comer grandes cantidades, es mejor comer más veces en pequeñas cantidades.
  9. Tomar un vaso de leche antes de acostarse ayuda a dormir y aporta una ración extra de calcio.
  10. Evite comer solo y de prioridad a sus platos preferidos, esto ayudará a comer sin prisa, masticando correctamente y a ingerir las cantidades adecuadas.