• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Uno de cada dos países no está preparado para prevenir el cáncer

04.02.2013

La OMS advierte que existen métodos para prevenir y curar ciertos tipos de cancer, los cuales se deben implantar en todos los paises, para ello ha elaborado un plan, que incluye, recogida de datos, prevencion, cuidados paleativos, asi como, el fortalecimientos de servicios y sistemas en la salud en paises de bajos y medianos ingresos.

 

Con motivo de la celebración del Día Mundial Contra el Cáncer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha realizado una encuesta por la que ha advertido de que uno de cada dos países no está preparado para prevenir y gestionar los diferentes tipos de cáncer y que, por tanto, no cuentan con un plan de control eficaz contra esta enfermedad. El cáncer no debería ser una sentencia de muerte en cualquier parte del mundo, ya que hay maneras probadas para prevenir y curar muchos tipos de cáncer. Con el fin de reducir la exposición a factores de riesgo que conducen al cáncer y asegurar que todas las personas que viven con cáncer tengan acceso a la atención y al tratamiento adecuado, deben establecerse en todos los países programas integrales de control del cáncer. Por ello, y con el objetivo de apoyar la capacidad de los Estados miembros para medir la carga del cáncer y recoger datos fiables, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) presentó la Iniciativa Global para el Desarrollo de Registro de Cáncer en países de bajos y medianos ingresos (GICR, por sus siglas en inglés), respaldada por muchos socios internacionales, regionales y nacionales. Por otra parte, la OMS ha lanzado un mensaje de ánimo a las personas que padecen cáncer recordando que los cuidados paliativos consiguen aliviar los problemas físicos, psicosociales y espirituales de más del 90 por ciento de los pacientes con esta enfermedad en estado avanzado. Por último, la organización ha instado a los países miembros a facilitar la formación de amplias redes mundiales, regionales y nacionales de asociados y expertos en control del cáncer; a fortalecer los sistemas de salud locales y nacionales para que presten servicios asistenciales y curativos a los pacientes con cáncer; y a prestar asistencia técnica para la transferencia rápida y eficaz de las prácticas óptimas a los países en desarrollo.