• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Logran frenar la evolución de tumores con nanopartículas que llevan moléculas

15.02.2013

Un fármaco formado por nanopartículas que contienen moleculas de ARN reduce el crecimiento de células tumorales, lo que supone un paso más en la lucha contra el cancer. Las moleculas de ARNi llegan a las células tumorales en un envoltorio de nanoparticulas, que las protege y permite su actuación en el tumor.

 

Un ensayo clínico ha logrado frenar el desarrollo de algunos tumores en enfermos de cáncer a los que se les administró un fármaco formado por nanopartículas que contenían moléculas de ácido ribonucleico de interferencia (ARNi). Hasta ahora, estas moléculas no podían penetrar en una concentración óptima en las células, pero con este sistema, un envoltorio de nanopartículas, se ha conseguido hacerlas más resistentes. La efectividad del ácido ribonucleico de interferencia (ARNi) en el tratamiento de pacientes con cáncer, que silencia los genes que codifican proteínas implicadas en el desarrollo y el crecimiento de células tumorales, representa un gran paso para desarrollar un nuevo tipo de terapia más dirigida. El principal problema que presenta el ARN es la vía de administración, dado que se necesita que penetre en tejidos y células en una concentración terapéuticamente efectiva, y para conseguirlo hay que hacer algunas modificaciones que le proporcionen una mayor resistencia. En el ensayo del VHIO, se ha conseguido desarrollar un sistema de nanotecnología capaz de hacer llegar dos de estas moléculas dirigidas a dos proteínas implicadas en el desarrollo de células tumorales (VEGF y KSP), con el objetivo de inhibir su actividad. Este sistema se traduce en un fármaco (ALN-VSP), formado por moléculas de ácido ribonucleico de interferencia (ARNi) dentro de un envoltorio de nanopartículas lipídicas (LNPs). Este envoltorio protege las moléculas y permite que penetren en las proteínas en una concentración adecuada, para liberarlas posteriormente. El estudio farmacodinámico, que se realizó cogiendo muestras de biopsias a los pacientes antes y después de la administración del fármaco, detectó la presencia de ARNi en las muestras y, por tanto, que la molécula llegó al tumor y que es efectiva.