• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Una pulsera de imanes contra el reflujo gastroesofágico

21.02.2013

Crean una pulsera que evita el reflujo esofágico cerrando la boca del estómago y abriéndola únicamente cuando es necesario, lo que podría empezar a dar solución a este problema que afecta a casi el 15% de la población española.

Se parece mucho a esas pulseras infantiles formadas por varias cuentas de caramelo alrededor de una diminuta goma elástica. Sin embargo, para los pacientes con reflujo gastroesofágico, el nuevo dispositivo no es cosa de niños sino una solución efectiva para un problema molesto y muy costoso para el sistema sanitario. Se calcula que alrededor del 15% de la población española sufre reflujo gastroesofágico al menos dos días a la semana, un problema ocasionado por la debilidad de la válvula que separa el esófago del estómago, incapaz de mantenerse cerrada para que los ácidos gástricos no asciendan hacia el esófago. Además de ser un problema molesto en los casos crónicos podría provocar un problema más serio como el esófago de Barret o incluso tumores. Esta pulsera se abraza la válvula que cierra el estómago lo que evita que suba el reflujo y sólo se abra cuando sea necesario.

De momento, esta pulsera magnética se ha probado sólo en 100 pacientes de 13 hospitales americanos y uno holandés por lo que, como los propios autores insisten, habrá que esperar a tener muestras más amplias de afectados y un seguimiento a más largo plazo antes de pensar en generalizar su uso.