• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Hallan uno de los mecanismos tóxicos de la enfermedad de Alzheimer.

11.04.2013

Una investigación realizada demuestra que el daño cerebral de la enfermedad de Alzheimer está relacionada con la activación de una enzima llamada AMPK, lo que abre nuevas vías de investigación sobre esta enfermedad y la posibilidad de poder proteger a las neuronas de la pérdidad de sinapsis en las primeras fases de esta patología.

Científicos han arrojado luz sobre uno de los principales mecanismos tóxicos de la enfermedad de Alzheimer. El estudio muestra que el daño cerebral en el Alzheimer está relacionado con la sobreactivación de una enzima llamada AMPK, que, cuando la bloquearon en modelos de ratón de la enfermedad, se protegió a las neuronas de la pérdida de sinapsis, puntos de conexión entre neuronas, típica de la fase temprana de la patología. Estos resultados abren muchas nuevas vías de investigación, incluida la posibilidad de desarrollar terapias que se dirijan a los mecanismos ascendentes que conducen a una sobreactivación de AMPK en el cerebro. Con una variedad de pruebas, los científicos demostraron que los oligómeros de beta-amiloide no pueden causar la pérdida de espina dendrítica a menos que la sobreactivación AMPK se produzca y, de hecho, la sobreactivación de AMPK por sí sola puede causar la pérdida de la columna vertebral. El resultado sugiere que beta amiloide contribuye a la enfermedad de Alzheimer a través de la AMPK, sobre todo como un facilitador de la toxicidad de tau.