• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Hallan qué causa la resistencia a la quimioterapia en el cáncer de mama y ovario

18.06.2013

Los resultados esperados con la quimioterapia, en el tratamiento de cáncer de mama y ovarios, no son los esperados en todos los pacientes. Se ha comprobado que mutaciones sufridas en proteinas, a causa de la enfermedad, hacen resistentes ante el fármaco, a las celulas cancerigenas.

Un grupo internacional de investigadores ha logrado revelar las causas que explican la resistencia a la quimioterapia en cánceres de mama y ovario. Se estima que entre un 5 y un 10 por ciento de los cánceres de mama y ovario son familiares: se deben a mutaciones heredadas de los progenitores en genes como BRCA1 o BRCA2. En las pacientes con esas mutaciones, los inhibidores PARP -quimioterapia que se encuentra en fase clínica- han mostrado resultados esperanzadores, lo que los convierte en una nueva vía de tratamiento personalizado y alternativo a la terapia estándar. Sin embargo, los últimos estudios indican que algunas pacientes generan resistencias al fármaco y dejan de responder, por tanto, a este nuevo tratamiento. Según los científicos, el problema surge cuando los tumores, además de tener las citadas mutaciones, presentan otras secundarias en otras proteínas, cuya función es la de limitar la reparación del ADN. En estos casos, las mutaciones se compensan entre sí, las células tumorales recuperan la capacidad de reparar su ADN y la droga deja de ser efectiva. Este es uno de los primeros trabajos en los que se demuestra que mutaciones secundarias pueden volver insensibles a los tumores frente a tratamiento específicos como son, en este caso, los inhibidores de PARP. Además de la búsqueda de marcadores de sensibilidad a nuevos fármacos, el reto engloba también la búsqueda de marcadores secundarios que confieren resistencia. El objetivo sería lograr una mejora sustancial en los tratamientos.