• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

La falta de vitamina D envejece nuestros huesos

12.07.2013

Tomar el sol no solo es placentero, sino que también evita el envejecimiento prematuro de nuestros huesos. Con las precauciones debidas, el sol es la fuente más importante de vitamina D para nuestro organismo y hace que nuestros huesos envejezcan de la forma más saludable posible. Porque la vitamina D, es fundamental para que la calidad de nuestros huesos sea lo mejor posible a medida que envejecemos.

(abc.es/salud) 11/07/2013

Vital en la biología del hueso, las personas obtenemos la vitamina D en una proporción del 90% por la radiación solar, y en el 10% por la dieta - pescados grasos (arenque, salmón, caballa), en la yema de los huevos, carne y en algunos alimentos reforzados (algunas leches, zumos, cereales, etc.)-. Y, contra todo pronóstico, los habitantes de países cálidos, como España, no tienen los niveles correctos de la vitamina. De hecho, se estima que es el déficit nutricional más frecuente entre las personas mayores. Desde luego que es importante tomar el sol y más a tenor de los resultados de este trabajo que confirma que la deficiencia de vitamina D podría acelerar el envejecimiento de nuestros huesos, lo que incrementa el riesgo de fracturas. Los resultados de este equipo de investigadores del Medical Center de la Universidad de Hamburgo (Alemania), y de la Universidad de Berkeley (EEUU) sugieren que la falta de la «vitamina solar» no solo reduce la densidad del hueso, sino también afecta la calidad ósea. La vitamina D es esencial para la absorción de calcio y su captación en el hueso. Sin calcio, los huesos no se pueden mineralizar o reconstruir y hacerse más fuertes. Las personas con déficit de vitamina D tienen un mayor riesgo de, por ejemplo, osteoporosis. Gracias al empleo de la tecnología de punta, incluyendo tomografía micro computarizada con base en radiación de sincrotrón, los investigadores caracterizaron la calidad ósea en escalas del tamaño más pequeño, de nanómetros a micrómetros. Como se esperaba, descubrieron que los sujetos deficientes en vitamina D tenían una menor mineralización en la superficie del hueso. Sin embargo, en su interior estaba más mineralizado y tenía características estructurales óseas que correspondían a un hueso más viejo y quebradizo de lo que debería. Además, vieron que estas «islas de hueso» mineralizado estaban rodeadas de una especie de barrera de colágeno, lo que impidió que el hueso se remodelara de manera apropiada. Estos resultados demuestran que estas «islas de hueso» que han envejecido se han desarrollado por una deficiencia de vitamina D que « ha provocado una disminución en la calidad del hueso y, por tanto, un mayor riesgo de fractura». Ahora bien, aunque la vitamina D se forma con la radiación solar, los investigadores han recomendado precaución a los ciudadanos a la hora de tomar el sol.

Resumen de noticia, más información sobre el artículo en el link

http://www.abc.es/salud/noticias/falta-vitamina-envejece-nuestros-huesos-15369.html