• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Hábitos de vida saludables desde la infancia ayudan a prevenir la diabetes de anciano

31.10.2013

Actualmente se estima que para el año 2030 la prevalencia de la diabetes tipo 2 alcanzará proporciones epidémicas, por ello las estrategias de salud deben ir enfocadas en fomentar hábitos de vida saludables desde la infancia para prevenir la diabetes en el paciente anciano, según señala la Médico de Familia del Centro de Salud Dr. Castroviejo de Madrid, la doctora Mari Paz Pérez Unanua.

(europapress.es/salud e investigación) 29/10/2013

Un aspecto importantísimo de cara al futuro es prevenir la aparición de diabetes en el paciente mayor, poniendo en marcha estrategias poblacionales que fomenten desde la infancia estilos de vida saludables. El objetivo de este encuentro se ha centrado en hacer una puesta en común de las recomendaciones actuales en cuanto a la valoración y manejo del paciente anciano con diabetes. En España, según datos del estudio Di@betes2, la prevalencia de la diabetes en el paciente anciano mayor de 75 años se acerca al 30% de la población y alcanza casi el 40% en mayores de 85 años. Recientes estudios han demostrado que la prevalencia de la diabetes se incrementa con la edad y que en rangos de población por encima de los 75 años, esta patología alcanza incluso una prevalencia cercana al 40 por ciento de los casos. Por un lado la diabetes es mucho más frecuente en edades avanzadas de la vida y, por otro, los pacientes ancianos presentan una serie de condicionantes propios de la edad que muchas veces limitan no sólo la calidad de vida, sino también las opciones y las posibilidades de tratamiento de la patología. Entre los temas que se han tratado en la jornada destaca el abordaje del paciente anciano diabético. Éste, a diferencia del paciente diabético joven, presenta particularidades como la presencia de comorbilidades, una elevada heterogeneidad clínica, síndromes geriátricos (deterioro cognitivo, depresión o caídas) y un mayor riesgo de morbimortalidad, que condicionan el diagnóstico y el abordaje de la patología. El tratamiento de la diabetes en el paciente anciano debe de dirigirse a controlar las situaciones de hiperglucemia (evitando siempre las hipoglucemias), con el objetivo de disminuir la sintomatología, evitar la descompensación de otras enfermedades y síndromes geriátricos presentes y disminuir el riesgo de deterioro y dependencia funcional.

Resumen de noticia, más información del artículo en el link

http://www.europapress.es/salud/salud-bienestar/noticia-fomentar-habitos-vida-saludables-infancia-ayuda-prevenir-diabetes-anciano-20131028175924.html