• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Cuidar nuestro sistema digestivo en verano: los estragos del calor

01.08.2018

Con la llega del verano se hace aún más indispensable cuidar nuestro sistema digestivo. Las altas temperaturas muchas veces pueden ocasionar una deshidratación o un problema de estreñimiento.​

 

Para evitar estas dolencias, es necesario, para empezar, ingerir entre 2 y 3 litros de agua al día. Es imprescindible incorporar a nuestra dieta mucha fruta (melón, sandía o piña) que tenga un alto contenido en agua; verdura (como la rúcula y el brócoli) gracias a su alto contenido en fibra, y elementos que sean regenerativos, como la avena, la miel y el jengibre.

Recuerda, además, ante las épocas más calurosas, evitar salir a la calle en las horas puntas, mantenerte en un ambiente fresco y bajar todas las persianas hasta que el impacto del sol haya remitido.

Viste con ropa ligera y de colores claros, y si en algún momento sientes molestias o mareos, acude a tu médico o a un familiar lo más rápido posible. Para descubrir más consejos: haz click aquí.