• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Caminar rápido aumenta la esperanza de vida

03.08.2018


Caminar siempre tiene un efecto positivo en nuestra salud, tanto a nivel físico, como mental. Es, además, una buena forma de relajar nuestra mente y olvidarnos de los problemas del día a día, y podemos realizarlo en cualquier lugar, solos o acompañados.​

Según los últimos estudios, caminar a paso rápido (entre 5/6 kilómetros por hora) reduce en un 53% el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular. Es decir, este tipo de ejercicio, pese a su simplicidad, podría ser la mejor manera de incrementar nuestra tasa cardíaca.

Igualmente, caminar mejora la salud neurológica y aumenta la secreción de endorfinas, la hormona de la felicidad.

Es fundamental que tomemos conciencia de las ventajas que puede acarrearnos una actividad tan simple como un paseo rápido diario. Tus huesos y articulaciones te lo agradecerán, así como tu estado de ánimo y algunos de tus órganos más importantes: el corazón y los pulmones. Para más información sobre el estudio, haz click aquí