• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

El Aceite CBD: la alternativa natural para la tercera edad

18.09.2019

El Aceite CBD, está tomando protagonismo, dentro del mercado de la medicina natural, como un remedio inofensivo para la salud y de una alta efectividad a la hora de tratar dolencias propias de las personas mayores, como el insomnio, el estrés, el dolor o la inflamación.  

El CBD o Cannabidiol, es la parte no psicoactiva de la planta del cannabis que se emplea, a nivel mundial, para el tratamiento de diferentes problemas de salud, sobre todo aquellos relacionados con el proceso de envejecimiento.

El CBD, lo podemos encontrar en diferentes formatos como el Aceite CBD, la crema tópica o en comestibles. A partir de diferentes estudios, se ha demostrado la validez y la seguridad del uso de los diferentes productos elaborados a partir de CBD en las personas mayores. Además, se trata de un excelente complemento natural con el que reducir o incluso, reemplazar el uso de algunos medicamentos; eso sí, siempre bajo la supervisión de un profesional. 

Algunas de las aplicaciones más relevantes de los productos CBD enfocados a la tercera edad son:

  • El alivio del dolor: A partir de diferentes estudios clínicos se ha demostrado que, el Aceite CBD es muy efectivo para tratar la artritis, ejemplo de dolencia típica en la edad avanzada, ya que es un producto perfecto para paliar dolores musculares y articulares.
  • Salud ósea: El Aceite CBD, podría ayudar a ralentizar la fragilidad ósea tan común en el proceso de envejecimiento, ayudando a mantener los huesos más saludables.
  • Efectos relajantes y ansiolíticos: aunque el CBD ya es muy conocido por sus efectos calmantes en las personas mayores.
  • Insomnio y problemas de sueño: la calidad del sueño es de gran importancia para prevenir enfermedades neurodegenerativas relacionadas con la edad. Con la edad, dormir profundamente se hace más difícil y con frecuencia, las personas mayores recurren a pastillas para dormir, que pueden crear dependencia y conllevan una larga lista de efectos secundario; sin embargo, el CBD puede ayudar a ampliar la calidad del sueño de forma natural.

En definitiva, los productos elaborados a partir de CBD o Cannabidiolson la alternativa perfecta para tratar éstas y otras dolencias propias de la edad, no sólo por su eficacia probada, sino también para ayudar a reducir el número de medicamentos recetados de forma habitual a las personas mayores (en muchos casos dañinos para la salud) y pasarse a la medicina natural.

Su popularidad, cada vez más extendida, su inocuidad y su sencilla forma de aplicación, son las razones que están ayudando a situar al CBD en los primeros puestos de la lista de los tratamientos naturales, sobre todo en el sector de la tercera edad.