• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Dolores crónicos que pueden acompañar durante el envejecimiento

08.11.2019

El dolor crónico puede ser una mala compañía a medida que se cumplen años, su origen puede estar en diferentes partes del cuerpo, por lo que atajar este tipo de problemas de forma eficaz se convierte en una tarea complicada, pero no imposible. 

Desde el Método Hoffmann se proponen algunos tratamientos sencillos que puede ayudar a mitigar el dolor crónico, nada se pierde por probar y hay mucho que ganar si realmente funcionan; antes de pasar a la estrategias de afrontamiento, vamos a explicar los diferentes tipos de dolor crónico que podemos encontrar según su localización:

  • Dolor musculoesquelético (brazos y piernas y otros músculos que empleamos para movernos y hacer fuerza).
  • Dolor neuropático (en relación al sistema nervioso y sus nervios, como por ejemplo la ciática o los pinzamientos cervicales).
  • Dolor osteoartrítico (en patologías derivadas del reuma y se manifiesta con dolor en los huesos)
  • Dolor articular (su origen está en las articulaciones, como ejemplo, la artrosis). 

Para más información, haz clic aquí