• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Un pequeño acto, un gran cambio

07.09.2011

 

A través del Taller de Jardinería del Método Hoffmann El Jardín de Vitalia Pozuelo-Majadahonda, nuestros mayores se responsabilizan de una planta, lo que les aporta grandes beneficios terapéuticos: en primer lugar, trabajan atención, pues han de dirigirse única y exclusivamente a la maceta con su nombre para así regarla diariamente; lo cual, a su vez, les permite trabajar memoria tanto a largo como corto plazo.

 

Además, con el riego diario, incrementan su nivel de concentración. Cultivando una planta, cultivan también su paciencia y perseverancia, así como la capacidad de obtener resultados a largo plazo. Incluso con la manipulación, plantación y acto de regado, están trabajando su psicomotricidad.

 

Además, trabajar con plantas y el contacto con la tierra en general, funciona como un excelente espacio de relajación, un momento para disfrutar.

 

Con todo, se incide indirectamente en su autoestima, otorgando además, un tema de conversación en común con el resto de usuarios, lo que favorece sus relaciones sociales.