• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Nuestro cerebro tarda tan solo medio segundo en enamorarse

14.02.2012

El amor a primera vista no es un mito. Todo lo contrario, se trata de una evidencia científica. En el amor, manda la cabeza y no el corazón, según los neurólogos, que calculan que solo tardamos medio segundo en enamorarnos. En el Día de San Valentín, la Sociedad Española de Neurología reivindica el papel del cerebro en el sentimiento del amor.

Con el lema "te amo con todo mi cerebro", sostiene que hasta 12 regiones cerebrales están involucradas en las relaciones y expresiones amorosas. "Es nuestro cerebro el que se enamora", subrayan los especialistas. Una de las regiones de la cabeza que más se estimula con el amor es la de la percepción.

Los avances en las técnicas de estudio del cerebro a través de imágenes han permitido observar cómo cambia la respuesta neurológica en las distintas etapas del enamoramiento. La actividad neuronal es distinta según se trate de amor, apego a la pareja o el deseo y cuando ellos se enamoran desarrollan una mayor actividad en la región cerebral asociada a los estímulos visuales. Mientras, ellas activan más las áreas de la memoria.