• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Terapia ocupacional: La importancia del ahorro energético

30.03.2012

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo y la principal causa de muerte en España, así lo muestran los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2011.

Entre las enfermedades cardiovasculares, podemos destacar las enfermedades cerebrovasculares y la cardiopatía isquémica, las primeras, principal causa de muerte en mujeres y la segunda, en hombres.

Por este motivo se hace indispensable incidir en la prevención. Desde la Terapia Ocupacional se trabaja la concienciación con el paciente de los hábitos de vida saludables y se intenta llevar a cabo una labor de prevención cuyas claves deben ser una dieta saludable, realizar ejercicio diario, no consumir ni tabaco ni alcohol, un control de tensión arterial, evitar una vida con estrés, etc.

Como terapeutas ocupacionales proporcionamos estrategias y pautas que ayudan al paciente a llevar un estilo de vida más saludable, y en el caso de que ya exista la enfermedad, a afrontarla de mejor manera. Para lograrlo, es necesario establecer una relación estrecha que ayude a negociar el cambio de aquellos hábitos del paciente que se consideren nefastos.

El papel que jugamos los terapeutas en determinados casos será el de garantizar que el paciente tome conciencia de su estado y de la diferencia que puede suponer padecer una patología cardiovascular en lo que respecta a sus propias capacidades. En los casos en los que ya hay patología establecida, lo más importante durante el tratamiento es la actitud de implicación del paciente durante el mismo. La contribución a que la persona recupere la autoestima, las técnicas de simplificación de trabajo y ahorro de energía en actividades de la vida diaria (AVD) así como el re-aprendizaje o cambios en la forma de realizarlas son formas de intervención desde Terapia Ocupacional.

Entre los muchos pacientes que necesitan tratamiento rehabilitador en T.O. están estos pacientes, y más específicamente, los que han sufrido un accidente cerebrovascular.Un tratamiento global que abarca las áreas funcional, motriz, sensorial, perceptivo y cognitiva. No menos importante es el asesoramiento realizado tanto al paciente como a la familia sobre el manejo de la persona que ha sufrido un ictus, la adaptación del entorno y la prescripción, uso y manejo de productos de apoyo si fuese necesario.

Con cada paciente es necesaria una evaluación individualizada de su situación y una adaptación de la terapia según sean sus déficits específicos. La meta final de la Terapia Ocupacional es la integración óptima del paciente dentro de su entorno familiar y social, con el mayor grado de autonomía posible.

Rebeca García Espartosa

Directora y Terapeuta Ocupacional de Vitalia Alcalá de Henares

Vitalia Alcalá de Henares es centro autorizado por la Comunidad de Madrid para canjear la prestación del Cheque Servicio (Ley de Dependencia)