• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

El dolor crónico se origina con las emociones

02.06.2012

Durante mucho tiempo los científicos se han preguntado por qué individuos que sufren una lesión similar desarrollan respuestas de dolor tan distintas. Algunos se recuperan sin volver a sentir dolor mientras que otros quedan con dolor crónico para el resto de su vida. Ahora, una nueva investigación en Estados Unidos parece haber encontrado la respuesta: las emociones de un individuo determinan qué probabilidad tendrá de sufrir dolor crónico. Encontraron que la respuesta emocional de cada persona a la lesión es distinta e involucra la comunicación entre dos regiones del cerebro: la corteza frontal y núcleo accumbens. Estas regiones están encargadas de las emociones y la motivación. Los escáneres mostraron que entre mayor la comunicación entre estas dos regiones, mayor la probabilidad de que el individuo desarrolle dolor crónico.