• youtube
  • facebook
  • twitter
  • slideshare
  • rss

Expertos señalan la importancia de la hidratación en verano para evitar calambres y golpes de calor

01.08.2012

Recomiendan vigilar los síntomas en niños, personas mayores, embarazadas y pacientes crónicos, así como en aquellos que toman medicamentos que aumentan el riesgo de deshidratación. La Fundación European Hydration Institute (EHI) ha divulgado una nota en que destaca la importancia de hidratarse durante los meses de verano para evitar que se produzcan calambres, golpes de calor o una posible hospitalización. Un adulto que vive en un clima de temperaturas moderadas pierde unos 2 y 2,5 litros de agua al día a través de la respiración, el sudor, la orina y otras secreciones del cuerpo. En verano esta cantidad se puede llegar a duplicar, lo que puede suponer un problema importante si no se previene la pérdida. Asimismo, la Fundación aconseja evitar salir a la calle durante las horas más calurosas del día, protegerse la cabeza del sol, llevar ropa ligera, reducir la intensidad y duración del ejercicio, cerrar las persianas durante el día y pedir consejo acerca de cualquier medicamento que se esté tomando, especialmente si aumentan el riesgo de deshidratación. No debemos olvidar que entre el 20 y el 30% del agua que necesitamos diariamente podemos obtenerla de las frutas y las ensaladas, que tienen hasta un 80-90% de agua.